Tratamiento para la clamidia vaginitis

La clamidia puede ser detectada en el material recogido en las muestras de secreciones del cuello uterino durante un examen tradicional usando un espéculo, pero las pruebas no invasivas de detección realizadas en la orina o en muestras vaginales autorecogidas son más económicas y a veces, más aceptables entre las pacientes.

Tratamiento para la clamidia vaginitis

Mientras que el cultivo del organismo puede confirmar el diagnóstico, este método se limita a los laboratorios de investigación y las investigaciones forenses.

¿Cuál es el tratamiento para la clamidia vaginitis?

El tratamiento para la clamidia vaginitis incluye antibióticos. Una terapia de dosis única conveniente para la clamidia es de 1 g de azitromicina (Zithromax, Zmax) por vía oral. Los tratamientos alternativos a menudo se utilizan, debido al alto coste de este medicamento. El tratamiento alternativo más común es la de una dosis oral de 100 g de doxiciclina (Vibramycin, Oracea, Adoxa, Atridox y otros) dos veces al día durante siete días.

A diferencia de la gonorrea, ha habido muy poca resistencia de la clamidia a los antibióticos utilizados en la actualidad. Hay muchos otros antibióticos que también han sido eficaces contra clamidia. Al igual que con la gonorrea, los preservativos u otra barrera protectora previene la propagación de la infección, ya que se trata de una infección de transmisión sexual y por lo tanto, las relaciones sexuales sin protección son las principales causas de la clamidia vaginitis.

Tratamiento para la clamidia vaginitis

Al tratarse de un tratamiento tan caro, antes de iniciarlo puedes probar suerte con los remedios caseros para la clamidia vaginitis. Sin duda son más económicos y pueden ser muy efectivos si se llevan a cabo correctamente.