Síntomas de la vaginosis bacteriana

El síntoma principal y que se más común en los casos de vaginosis bacteriana es un flujo vaginal con mal olor. El flujo puede tener un color blanquecino, grisáceo o amarillento.

Síntomas de la vaginosis bacteriana

Muchas mujeres con vaginosis bacteriana aseguran que el flujo vaginal huele a pescado y que este olor se intensifica después de haber tenido relaciones sexuales. Por otro lado, la mayoría de las mujeres infectadas con vaginosis bacteriana no presentan ningún síntoma y por lo tanto, no saben que la tienen. En estos casos, para detectar que padeces este tipo de infección vaginal, tendrías que someterte a una prueba.

Los síntomas de la vaginosis bacteriana, no son determinantes, ya que muchas situaciones y elementos pueden provocar un cambio en nuestro flujo vaginal. Algunas infecciones de transmisión sexual (ITS) pueden provocar este cambio. Si crees que puedes estar infectada con la vaginosis bacteriana, aunque no tengas ningún síntoma, llama al médico para pedir una cita y que te someta a un examen. Si tu resultado es positivo, el médico te recetará un tratamiento para la vaginosis bacteriana. Si estás segura que tienes vaginosis bacteriana pero no has ido al médico, puedes probar con los remedios caseros para la vaginosis bacteriana. Muchos de ellos, pueden ayudarte también a prevenirla.

Es posible que te interesen los siguientes artículos acerca de este tema: Remedios caseros para la vaginosis bacteriana y Tratamiento para la vaginosis bacteriana.