¿Qué es el Virus del Papiloma Humano? (Vaginitis viral)

Hace casi dos décadas, los expertos descubrieron una relación entre la infección por el VPH (Virus del Papiloma Humano) y el cáncer cervical. Desde entonces, estos expertos han aprendido mucho más acerca de cómo el VPH puede causar cáncer cervical. El VPH es un tipo de vaginitis viral.

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano? (Vaginitis viral)

Todas las mujeres deben hacerse un examen pélvico regular y una prueba de Papanicolaou, que pone a prueba una muestra de células del cuello uterino para detectar anomalías. Juntos , estos procedimientos tienen las capacidad de detectar el 95 % de los casos de cáncer del cuello uterino. A menudo mucho antes de que la enfermedad haya producido algún síntoma. Si tu prueba de Papanicolaou es anormal, el médico puede probar de nuevo. Cuando el test de Papanicolaou es anormal, los médicos son más propensos a hacer una colposcopia (examen magnificado).

Hay más de 100 tipos de VPH. De los cuáles, unos 30 o más pueden causar infecciones genitales. Algunos pueden causar verrugas genitales, otros tipos pueden causar cáncer genital cervical u otro tipo de cáncer. Los otros tipos de HPV que son unos 70, pueden causar infecciones y verrugas en otras partes del cuerpo, como en las manos.

Muchas mujeres y hombres sexualmente activos pueden contraer el VPH en algún momento de su vida. La mayoría ni siquiera lo sabe. Por lo general, este virus no causa ningún síntoma y no causa la enfermedad. Muchas veces, el cuerpo puede eliminar la infección por VPH por sí solo en dos años o menos.

Algunos tipos de VPH, por lo general el VPH 6 y VPH 11, causan verrugas genitales. Las verrugas raramente se asocian con cánceres de cuello uterino. Se consideran VPH de "bajo riesgo".

VPH y el cáncer del cuello uterino

Ciertos tipos de VPH se clasifican como de "alto riesgo" porque conducen a cambios anormales en las células y pueden causar cáncer genital: cáncer del cuello uterino y el cáncer de la vulva, ano y pene. De hecho , los investigadores dicen que casi todos los cánceres de cuello uterino, más del 99 % , son causados por estos virus de VPH de alto riesgo. La más común de las cepas de alto riesgo de VPH son los tipos 16 y 18, que causan aproximadamente el 70 % de todos los cánceres de cuello uterino.

Si el cuerpo elimina la infección, las células del cuello uterino vuelven a la normalidad. Pero si el cuerpo no elimina la infección, las células en el cuello del útero pueden seguir cambiando de forman anormal. Esto puede llevar a cambios precancerosos o a cáncer cervical.

¿Cómo se contagia el VPH?

Los tipos de VPH asociados con las infecciones vaginales son de transmisión sexual, principalmente a través del contacto piel con piel durante la actividad sexual. El VPH también se puede transmitir a través del sexo oral. La probabilidad de contraer el VPH aumenta con ciertos factores de riesgo:

  • Número de parejas sexuales en tu vida (el riesgo aumenta contra más parejas hayas tenido).
  • La juventud: Las mujeres de 20 a 24 años son más propensas a ser infectadas, pero por lo general eliminan la infección por VPH sin problemas.
  • Las mujeres que tienen relaciones sexuales con hombres que tienen otras parejas a la vez.
Qué es el VPH en mujeres

Síntomas de la infección por VPH de alto riesgo y pruebas

Cuando la infección con los tipos de VPH de alto riesgo se produce, normalmente no hay síntomas. A menudo, la primera pista es un resultado de la prueba de Papanicolaou anormal. En la prueba de Papanicolaou, el médico toma una muestra de células del cuello del útero y los ha analizado en un laboratorio. Si los resultados de la prueba de Papanicolaou no son claros, el médico puede ordenar una prueba de VPH para comprobar el tipo de ADN del virus. Este análisis puede identificar 13 o 14 de los tipos de VPH de alto riesgo asociados con el cáncer cervical. No identifica el cáncer. Pero sí que dice si la mujer tiene un tipo de VPH que pueda causar cáncer.

Tratamiento de la infección por el VPH

Una prueba de VPH positiva no significa que la mujer necesite tratamiento, al menos no de inmediato. Tener un resultado positivo pone a una mujer en la clase de "alto riesgo" , que alerta al médico de que está en mayor riesgo de cambios en el tejido del cuello del útero y puede ser necesario evaluarlo de cerca.

Para velar por otros cambios en el tejido, el médico puede ordenar exámenes de Papanicolaou frecuentes. O el médico puede realizar una colposcopia, en el que un dispositivo de aumento con luz se usa para examinar de cerca los tejidos del cuello uterino.

Los investigadores han descubierto que los virus de alto riesgo del VPH producen ciertas proteínas. Estas proteínas interfieren con las funciones celulares que limitan el crecimiento celular excesivo.

Si los cambios anormales de tejido cervical progresan, puede ser necesario el tratamiento de la infección por VPH. Entre las opciones son la cirugía, el tratamiento con láser y la congelación.

Las mujeres embarazadas o las mujeres que consideran el embarazo, debe consultar con su médico. El riesgo de transmitir el VPH a su bebé es muy bajo. Pero los tratamientos contra el VPH pueden afectar al embarazo, por lo que los médicos pueden querer retrasar el tratamiento hasta después del parto.

¿Cómo prevenir la infección por VPH?

Sólo hay una forma segura de eliminar cualquier posibilidad de infección por VPH: Evitar todo contacto genital con otra persona. Para reducir el riesgo, lo mejor es tener una relación sexual mutuamente monógama con una pareja no infectada. Pero ten en cuenta que muchas personas no saben si están infectadas. El uso de preservativos puede ayudar a reducir el riesgo de transmisión del VPH, pero no son infalibles. El virus puede ser transmitido a las zonas genitales no cubiertas por el preservativo.

La vacuna Gardasil, fue aprobada en 2006 para su uso en niñas y mujeres de 9 a 26 años de edad. También está aprobada para su uso en mujeres y hombres (también de 9 a 26 años) para prevenir las verrugas genitales y el cáncer anal.

Otra vacuna, la Cervarix, fue aprobada por la FDA en 2009. Con el tiempo, la vacunación generalizada ayudará a prevenir la transmisión de los tipos de VPH incluidos en la vacuna.

La vacuna Gardasil contra el VPH protege contra varias cepas de alto riesgo del VPH, incluyendo los tipos de VPH 16 y 18, que representan el 70 % de los cánceres cervicales. También protege contra el VPH 6 y 11, que representan alrededor del 90 % de las verrugas genitales. La Cervarix protege contra los tipos de VPH 16 y 18.

Lee nuestros artículos: Causas del virus del Papiloma Humano (vaginitis viral) y Remedios caseros para la vaginitis no infecciosa para saber más cerca de este tema.