Causas de la vaginitis no infecciosa

La vaginitis no infecciosa se presenta como una inflamación o irritación del revestimiento vaginal o de las membranas mucosas de la vagina. Las causas de la vaginitis no infecciosa pueden ser diferentes irritantes químicos y físicos.

Causas de la vaginitis no infecciosa

A continuación te los exponemos:

  • Un índice de masa corporal por encima o por debajo del normal. Es decir, que tengas problemas de peso, tanto si estás por encima de tu peso ideal, como si estás por debajo. Para solucionar este problema puedes visitar a tu médico de cabecera, dietista u especialista.
  • Una dieta insuficiente de alimentos frescos, pescados, frutas, cereales y verduras. Una dieta equilibrada y variada es necesaria para tener una buena salud.
  • Un bajo nivel corporal de estrógeno. El nivel de estrógeno puede verse afectado en la menopausia.
  • Un dieta basada en las carnes, aves de corral y productos lácteos no orgánicos. Una dieta equilibrada y buena para nuestra salud debe contener alimentos frescos, frutas y verduras.
  • Demasiado consumo de azucar. El azúcar puede hacer que se desarrollen muchas más infecciones vaginales.
  • La cafeína y/o el alcohol. Si tienes problemas de infecciones vaginales debería reducir al máximo o eliminar el consumo de estas dos sustancias.
  • Beber poca agua. Es muy importante beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día. Si te cuesta beber esta cantidad, deberías llevar siempre contigo una botella con la finalidad de irte obligando, ya que el agua es vida.
  • Fumar. El hábito de fumar es nocivo para la salud en general. Si te cuesta dejar de fumar, es posible que te interese el siguiente artículo: Métodos para dejar de fumar.
  • Falta de vitaminas A y E. Tu dieta diaria debe contener las suficientes vitaminas y minerales. Los alimentos ricos en vitamina A son: ternera, pollo, pavo o pescado, el hígado, leche, queso Cheddar, mantequilla, zanahoria, brócoli, batata, espinacas, calabaza, berzas, albaricoques, papaya y melón. Los alimentos ricos en vitamina B son: las pipas de girasol, pimentón, almendras, cacahuetes, albaca y orégano, albaricoques secos, aceitunas y espinacas.
  • El uso de desodorantes comerciales para la vagina, ya que estos productos pueden destruir las bacterias sanas en la vagina.
  • Las duchas vaginales.
  • Las esponjas menstruales y óvulos vaginales.
  • Los métodos anticonceptivos que irritan la mucosa vaginal. Por ejemplo, los diafragmas, los capuchones cervicales y las espumas con espermicida.
  • La ropa interior de nylon. Es mucho más recomendable llevar ropa interior de algodón 100%.
  • Usar medias durante largos períodos de tiempo. Esto aumenta la humedad y calor en la zona vaginal.
  • Usar ropa apretada sobre el área pélvica.
  • Falta de ejercicio.
  • Estrés. El sobre estrés puede hacer que nuestro cuerpo experimente cambios.
  • Problemas psicológicos con referencia al sexo.
Causas de la vaginitis no infecciosa

Si presentas algún síntoma de vaginitis no infecciosa y es posible que esté provocado por alguna de las causas anteriormente mencionadas, el mejor tratamiento para la vaginitis no infecciosa que puedes poner en práctica es la eliminación de la causa.

Si después de eliminar la causa, la vaginitis no desaparece, deberás ir a un médico para que proporcione un tratamiento adecuado.