6 tipos de infecciones vaginales (o vaginitis)

¿Alguna vez has tenido algún tipo de infección vaginal o vaginitis? ¿y sabías que tipo de infección vaginal era? Tratar de averiguar qué tipo de infección tienes, puede ser un poco confuso. En este artículo, te vamos a dar con algunas características de las infecciones vaginales para lo puedas averiguar tú misma. ¿De acuerdo? Comencemos.

6 tipos de infecciones vaginales (o vaginitis)

Hay seis tipos de infecciones vaginales o vaginitis. Entre las que se incluyen la clamidia vaginitis, la vaginosis bacteriana, la vaginitis por Candida(Candidiasis vaginal) o infección vaginal por "hongos", la vaginitis no infecciosa, la vaginitis viral y la vaginitis tricomoniasis. Para tener una mejor comprensión de cada tipo y ayudar a determinar cuál de ellas puedes tener, vamos a evaluar cada una con detalle.

Clamidia vaginitis: este tipo de vaginitis es a menudo difícil de diagnosticar y con frecuencia es asintomática por lo que no se presentan síntomas. Con este tipo de vaginitis, algunas mujeres experimentan un mal olor del flujo y al mismo tiempo, un color blanquecino del mismo. Por lo general, el tratamiento para la Clamidia vaginitis se basa en la eritromicina.

Vaginosis bacteriana: La vaginosis bacteriana causa una secreción de olor de pescado blanco o grisáceo, el flujo puede ser muy débil. Se puede experimentar ardor al orinar o picazón alrededor de la parte externa de la vagina. Cuando se tiene esta infección, debes ser tratada, ya que este tipo de infección rara vez desaparece sin tratamiento. Comúnmente los tratamientos para la vaginosis bacteriana incluyen la clindamicina o el metronidazol.

Candidiasis vaginal o infección vaginal por hongos o levaduras: Esta infección vaginal se produce con frecuencia en las mujeres. Sus síntomas incluyen picazón o ardor en la zona vulvar e inflamación en la zona perineal. Además, el flujo se puede volver de color blanco o amarillo y se asemeja a queso cottage. Este tipo de infección puede desaparecer por sí sola. Sin embargo, la picazón constante y el roce pueden causar que la vulva se irrite. Los tratamientos para la candidiasis vaginal más comunes incluyen Butoconazol, Terconazol y Miconazolenitrate.

Vaginitis no infecciosa: Esta infección es a menudo causada por una reacción alérgica provocada por un producto espermicida, las duchas vaginales o por un spray vaginal. Los síntomas de la vaginitis no infecciosa son dolor pélvico, flujo, ardor y picazón. El tratamiento incluye tabletas orales o crema de estrógeno para lubricar y curar la zona, mientras que va disminuyendo el dolor.

Vaginitis viral: Esta infección se transmite por vía sexual y por lo general es causada por el virus del herpes simple ( VHS) o el Virus del Papiloma Humano (VPH). Con el VPH aparecen verrugas genitales y con el VHS aparecen ampollas que luego que convierten en úlceras. El tratamiento para el VPH consiste en congelar, extirpar quirúrgicamente o tratar químicamente las verrugas genitales. El VHS no tiene cura, así que el tratamiento para el herpes genital se basa en mejorar los síntomas.

6 tipos de infecciones vaginales (o vaginitis)

Vaginitis tricomoniasis: Esta infección incluye una secreción con olor a moho, amarillento o verdoso, ardor y picazón vaginal. Por lo general se trata con antibióticos. Dado que se transmite por vía sexual, ambos componentes de la pareja deben ser tratados para evitar la reinfección.

Como hay varios tipos de infecciones vaginales, para determinar cuál de ellas tienes, es conveniente evaluar tus síntomas y luego ponerte en contacto con tu médico para que pueda recetarte el mejor tratamiento para tu condición específica. ¡Buena suerte!